×
'0

Intoleran España

pedir una muestra
'0
klachten vrij eten

digestión

más sobre su digestión y sus trastornos digestivos

La comida y la bebida pasan a través de la boca al tracto digestivo. El tubo digestivo está formado por el esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso y el recto. Es en el tracto digestivo donde tiene lugar la digestión: los alimentos se descomponen en partículas más pequeñas para que puedan ser absorbidos por la sangre. El cuerpo utiliza entonces estos nutrientes como combustible para generar energía o como bloques de construcción. El proceso digestivo consta de una serie de pasos, que describimos a continuación.

La digestión comienza en la cavidad oral. Al masticar, los alimentos se mezclan con la saliva, que contiene una serie de enzimas que inician el proceso de digestión. La masticación también facilita la deglución de los alimentos.

Después de tragar la comida, ésta entra en el esófago. Se trata de un tubo largo y hueco que lleva la comida y la bebida hacia el estómago. Los músculos de la pared del esófago amasan y empujan lentamente los alimentos hacia abajo, donde llegan al estómago a través de un esfínter situado al final del esófago. El esfínter impide que la comida vuelva a subir por el esófago.

En el estómago, todos los alimentos se preparan para su posterior digestión en los intestinos. Los alimentos se mezclan con el jugo gástrico que produce la pared del estómago. El jugo estomacal es muy ácido y mata la mayor parte de las bacterias que se ingieren a través de los alimentos, por lo que no nos afecten. El jugo estomacal también contiene una serie de enzimas que se ponen a trabajar para descomponer los alimentos. Por ejemplo, algunas proteínas ya se descomponen en el estómago. Al cabo de unas horas, la comida sale del estómago en pequeñas porciones y entra en el intestino delgado.

En el intestino delgado es donde tiene lugar la mayor parte de la digestión, con la ayuda de los jugos digestivos y las enzimas producidas en el páncreas, entre otras cosas. Los nutrientes, como los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas, son “troceados” por los jugos digestivos y las enzimas en pequeñas partículas, que luego son absorbidas por la sangre a través de la pared del intestino delgado. La sangre transporta entonces los nutrientes a su destino en el cuerpo. El intestino delgado mide unos 5 metros de largo y está formado por muchos pliegues, lo que significa que hay suficiente superficie para absorber todos los nutrientes. A través del intestino delgado, los alimentos llegan al intestino grueso.

El último paso del proceso digestivo tiene lugar en el intestino grueso. Las bacterias intestinales buenas presentes en el colon descomponen los últimos nutrientes que se absorben en la sangre. En el colon, los líquidos y las sales también se extraen de la pulpa de los alimentos, de modo que se forma una pasta flexible y espesa que se puede excretar fácilmente. A través del intestino grueso, las heces entran en el recto.

Los restos no digeribles de los alimentos se almacenan en el recto. Cuando se siente la necesidad, estos restos salen del cuerpo en forma de heces a través del ano.

Algo puede fallar en cada paso del proceso digestivo. Esto puede ocurrir de forma espontánea y desaparecer rápidamente o puede ser el resultado de una enfermedad o trastorno subyacente que cause problemas a largo plazo. A continuación, se analizan los problemas más comunes que pueden producirse durante la digestión.

A veces, el organismo no puede descomponer correctamente ciertos nutrientes, por lo que no se pueden absorber adecuadamente. Esto puede deberse a que faltan ciertas enzimas digestivas o a que su presencia es insuficiente, como en el caso de las intolerancias alimentarias. Además, el paso por el intestino puede ser a veces demasiado rápido, de modo que los alimentos no se descomponen lo suficiente. Una menor superficie intestinal, por ejemplo debido a una operación intestinal, también puede causar problemas de absorción de nutrientes. Y hay muchas otras condiciones que pueden interferir con la absorción.

A veces el sistema inmunitario reacciona a ciertas proteínas de los alimentos. Su cuerpo producirá entonces anticuerpos contra estas proteínas, provocando una reacción alérgica. Este es el caso, por ejemplo, si tiene una alergia alimentaria al gluten, a la leche de vaca o a los frutos secos. Esta alergia es, de hecho, una reacción exagerada del sistema inmunitario. Una reacción alérgica puede provocar síntomas desagradables. Ciertos trastornos del sistema inmunitario también pueden provocar trastornos digestivos.

Si bien las heces normales son suaves y fáciles de evacuar, también pueden ser demasiado espesas y dificultar su evacuación. Si este es el caso, usted está estreñido, también conocido como estreñimiento o constipación. El estreñimiento se produce cuando no hay suficiente líquido en las heces. Demasiado líquido en las heces significa diarrea. Además de la diarrea y el estreñimiento, puede haber otros problemas con las heces, como un cambio de olor, color o consistencia.

Hay muchos trastornos que pueden causar una alteración general del estómago o los intestinos. La inflamación puede desarrollarse en todo el tracto gastrointestinal o en zonas específicas del intestino, como en la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa. Estas afecciones pueden perjudicar gravemente la función intestinal y la digestión. La alteración de la función intestinal también puede causar irritación del intestino, como en el síndrome del intestino irritable (SII). Además, las operaciones gastrointestinales, las infecciones y los tumores pueden interferir en la función gastrointestinal y, por tanto, en la digestión.

Una buena digestión contribuye a un cuerpo sano y en forma en el que te sientes bien. Unas sencillas reglas de vida pueden contribuir a una digestión saludable y, por tanto, a un cuerpo más sano. Y también ayudan a aumentar tu resistencia para que seas menos propenso a enfermar.

Lo que te metes en la boca determina en gran medida el funcionamiento de tu digestión. Sólo con los nutrientes adecuados obtendrás suficiente combustible y bloques de construcción para permitir que todas las funciones corporales operen sin problemas. La base de una digestión saludable es una dieta completa con suficiente fibra y humedad. Un dietista puede aconsejarle sobre la pauta dietética que más le conviene.

El ejercicio es extremadamente importante para una buena digestión. Cuando te mueves, el corazón bombea la sangre a través del cuerpo más rápidamente y se estimula la combustión. Los intestinos funcionan mejor cuando se hace suficiente ejercicio, porque los nutrientes se absorben más rápido y mejor. Esto se debe a que la sangre circula más rápido si se hace suficiente ejercicio. Al hacer suficiente ejercicio también tienes menos posibilidades de tener sobrepeso y estimulas tu sistema inmunológico. Así mantendrás todo su cuerpo, pero especialmente tu sistema digestivo, en óptimas condiciones.

Para una digestión saludable, necesitas descansar y relajarte. La exposición prolongada al estrés puede ser perjudicial para la digestión. Evitando el estrés en la medida de lo posible y asegurando un buen ritmo de sueño y una relajación suficiente, ayudas a tu digestión a procesar correctamente los alimentos y las bebidas. Además, deja que tu cuerpo descanse después de las comidas y no comas ni bebas con prisas.

nos gustaría ayudarte en tu camino

Si tiene alguna pregunta sobre la digestión, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

contacto directo

pedir una muestra

¿Quieres saber si nuestros productos son adecuados para ti?

DAO plus – muestra 5 cápsulas

intolerancia a la histamina
3,00

Cápsulas con la enzima Diamina Oxidasa (DAO), vitamina C y Quercetina. DAO plus es completo y eficaz

muestras

starchway – muestra 5 cápsulas

intolerancia al almidón y a la sacarosa
2,50

Cápsulas con las enzimas Invertase y Gluco-Amylase

muestras

lactasa 20.000 – muestra 5 comprimidos

2,50

Tableta de lactasa altamente dosificada. Ideal para grandes cantidades de lactosa o si reacciona severamente a la lactosa de los alimentos.

muestras

quatrase forte – muestra 5 cápsulas

Intolerancia a los FODMAP
4,50

Cápsulas con cuatro enzimas diferentes para digerir varios FODMAPs como la lactosa. Ideal para grandes cantidades de FODMAPs.

 

muestras

fibractase forte – muestra 5 cápsulas

intolerancia a los fructanos y galactanos
3,50

Cápsulas con la enzima Alfa Galactosidasa

muestras

trastornos digestivos

Diversas afecciones, como la intolerancia alimentaria, pueden afectar a la digestión. Hemos hecho una lista de las condiciones más comunes para ti.

síndrome del intestino irritable (SII)

Het prikkelbaredarmsyndroom (PDS), ook wel spastische darm genoemd, is een verstoring van de darmfunctie waarbij de darm vaak geprikkeld en overgevoelig is.

intolerancias alimentarias

Bij een voedingsintolerantie is er vaak sprake van een enzymtekort, waardoor bepaalde voedingsstoffen niet goed kunnen worden afgebroken. Dit kan darmklachten opleveren.

alergia alimentaria

Bij een voedselallergie is sprake van een overreactie van het immuunsysteem op bepaalde bestanddelen uit de voeding, zoals gluten, koemelk of noten.

¿mis síntomas corresponden a una intolerancia alimentaria?

hacer la comprobación
El producto ha sido añadido a tu carrito Ver carrito →