×

intolerancia al gluten

El gluten es una proteína que se encuentra de forma natural en algunos cereales como el trigo, la espelta, el centeno y la cebada. El gluten hace que el pan sea esponjoso, por ejemplo, y normalmente se digiere en el intestino.

Si sufres de intolerancia al gluten (también conocida como enfermedad celíaca), el intestino delgado es incapaz de digerir el gluten correctamente. Las personas con intolerancia al gluten reaccionan violentamente a la ingesta de gluten. El organismo produce anticuerpos que atacan a las propias células del cuerpo. Esto provoca una reacción inflamatoria en el revestimiento del intestino delgado, que queda dañado. Un intestino delgado dañado es menos capaz de absorber nutrientes, lo que puede provocar carencias.

La sensibilidad al gluten es un trastorno reconocido, sobre el que todavía hay mucha incertidumbre. No hay ninguna intolerancia al gluten oficialmente demostrada, pero comer gluten provoca molestias. Evitar el gluten puede reducir los síntomas.

También existen otras formas de intolerancia al gluten o enfermedad celíaca. Una de ellas es la forma refractaria. La celiaquía refractaria es una forma poco frecuente de intolerancia al gluten que suele diagnosticarse más tarde en la vida (después de los 50 años). A pesar de la dieta sin gluten, los síntomas de esta forma de intolerancia no mejoran. De hecho, a menudo empeoran. Además, la pared intestinal no suele recuperarse tras una dieta sin gluten. En algunas personas puede desarrollarse un tumor incluso en el intestino delgado. Las personas con enfermedad celíaca refractaria suelen tener mucho contacto con un Médico Digestivo

Algunas personas con intolerancia al gluten también padecen dermatitis herpetiforme, una enfermedad crónica de la piel especialmente propensa al picor. La enfermedad puede ser provocada por una hipersensibilidad al gluten, pero no todo el mundo la padece.

A veces hay cierta confusión sobre la diferencia entre el gluten y los fructanos. Mientras que muchas personas creen que reaccionan al gluten porque sufren después de comer pan u otros productos de cereales, en realidad reaccionan a los fructanos. Esto se debe a que los productos de cereales elaborados con trigo suelen contener altos niveles de fructanos. Por lo tanto, una dieta sin gluten puede ayudar, ya que reduce la ingesta de fructanos.


Si la prueba de la celiaquía resulta negativa, es muy probable que se trate de una intolerancia a los fructanos y no al gluten. En el caso de la intolerancia a los fructanos, no hay reacción del sistema inmunitario ni daños en la pared intestinal. Los fructanos se encuentran en muchos productos distintos de los cereales, como las frutas y las verduras, que no contienen gluten.

El gluten se encuentra en productos elaborados a partir de ciertos cereales como el trigo, la espelta, la cebada y el centeno. A continuación se indican los productos más comunes que contienen gluten, pero la lista completa es mucho más larga.

  • Pan, panecillos, bollos y galletas
  • Cereales para el desayuno
  • Pasta, fideos, fideos, cuscús
  • Pizza
  • Harinas y mezclas para hornear
  • Productos de pastelería y tartas
  • Cerveza

El gluten también puede aparecer en productos en los que se ha utilizado un aglutinante que contiene gluten o en los que se ha utilizado una mezcla de pan rallado o de especias que contiene gluten. Entre ellas se encuentran, por ejemplo:

  • Salsas
  • Sopa
  • Caldo
  • Carne procesada, embutidos y carne picada
  • Dulces y patatas fritas

También hay una serie de cereales que no tienen gluten por naturaleza, pero que a menudo lo contienen debido a la contaminación cruzada. Entre ellas se encuentran:

  • Avena
  • Trigo sarraceno
  • Quinoa

Las molestias por intolerancia al gluten se deben a que el gluten no puede ser digerido correctamente en el intestino delgado. La inflamación del revestimiento intestinal también puede causar molestias. Los síntomas pueden ser muy diferentes y pueden aparecer a cualquier edad. Las molestias y síntomas más comunes de la intolerancia al gluten son

  • Dolor abdominal
  • Vientre hinchado
  • Diarrea persistente
  • Estreñimiento
  • Heces apestosas
  • Pérdida de apetito
  • Cansancio
  • Anemia
  • Sensación de malestar general

Algunos de los síntomas asociados a la intolerancia al gluten son muy similares a los asociados a otras intolerancias, como la intolerancia a la lactosa o a la fructosa. Sin embargo, los síntomas de la intolerancia al gluten (enfermedad celíaca) suelen ser más graves.

Para diagnosticar la intolerancia al gluten o la celiaquía, es necesario realizar un análisis de sangre. Si se encuentran anticuerpos contra las células del propio organismo en la sangre, se puede tomar una biopsia intestinal (en adultos). Esta biopsia puede servir para diagnosticar la intolerancia al gluten u oficializar la enfermedad celíaca. En los niños, el diagnóstico se realiza a partir de un análisis de sangre.

Por desgracia, la intolerancia al gluten no se puede curar y durará toda la vida. Afortunadamente, hay una serie de cosas que puede hacer usted mismo para reducir, pero preferiblemente prevenir, los síntomas y así limitar un mayor daño a su revestimiento intestinal.

Para prevenir en lo posible los síntomas de la intolerancia al gluten, a menudo es necesario seguir una dieta sin gluten. Si eres intolerante al gluten, recurre a un dietista especializado en la dieta sin gluten. No empieces nunca a hacer una dieta sin gluten por tu cuenta, porque corres el riesgo de no obtener suficientes nutrientes importantes. Un dietista puede ayudarte a elaborar una dieta buena y saludable.

Cuando se sigue una dieta sin gluten, pueden pasar de unas semanas a meses antes de que los síntomas hayan remitido y te sientas mejor. En un plazo de seis meses a un año, los daños en el intestino delgado se reparan por completo.

Desgraciadamente, todavía no se ha desarrollado ningún suplemento adecuado para la intolerancia al gluten. Sin embargo, se están desarrollando varios suplementos capaces de digerir pequeñas trazas de gluten, aunque hay que tener mucha precaución. Evitar por completo el gluten mediante una dieta sin gluten sigue siendo, por ahora, la mejor opción y la más segura.

nos gustaría ayudarte en tu camino

¿Preguntas? No dudes en ponerte en contacto con nosotros

contacto directo
Dietista de Intoleran

nuestros productos

lactasa 20.000 – 50 comprimidos

24,95

Tableta de lactasa altamente dosificada. Ideal para grandes cantidades de lactosa o si reacciona severamente a la lactosa de los alimentos.

lactasa

quatrase forte – 36 cápsulas

37,95

Cápsulas con cuatro enzimas diferentes para digerir varios FODMAPs como la lactosa. Ideal para grandes cantidades de FODMAPs.

quatrase forte

starchway – 50 cápsulas

22,50

Cápsulas con las enzimas Invertase y Gluco-Amylase

starchway

DAO plus – 50 cápsulas

intolerancia a la histamina
31,50

Cápsulas con la enzima Diamina Oxidasa (DAO), vitamina C y Quercetina. DAO plus es completo y eficaz

DAO & cozidase

fructase – 36 cápsulas

23,50

Cápsulas con la enzima Xilosa Isomerasa

fructase

fibractase forte – 36 cápsulas

intolerancia a la lactosa
29,95

Cápsulas con la enzima Alfa Galactosidasa

fibractase forte

¿mis síntomas corresponden a una intolerancia alimentaria?

hacer la comprobación
intolerancia a la lactosa
El producto ha sido añadido a tu carrito Ver carrito →