especialista en salud digestiva desde 2008

especialista en salud digestiva desde 2008

Desarrollamos y producimos complementos nutricionales desde 2008. Nuestros productos son especialmente desarrollados con gran cuidado y atención por nuestros dietistas internos. Para la composición de nuestros productos utilizamos únicamente los ingredientes necesarios, por lo que nuestros productos son puros, sin gluten ni soja y de alta calidad. Esto garantiza que nuestros suplementos puedan utilizarse de forma segura y sin efectos secundarios adversos. Nuestros productos son bajos en FODMAP Certified™ por la Universidad de Monash.

asesoramiento dietético gratuito

asesoramiento dietético gratuito

Nuestro equipo de dietistas especializados está siempre a su servicio con consejos prácticos e información adicional sobre nuestros productos. Póngase en contacto con nosotros a través de:

Chat – para un asesoramiento personal rápido y directo
Mail – espana@intoleran.com

más de 100.000 clientes satisfechos

más de 100.000 clientes satisfechos

Desde 2008, nuestra misión es ayudar a todo el mundo a disfrutar de su comida. Estamos orgullosos de atender ya a más de 100.000 clientes.

cocinar y hornear con intolerancia a la histamina: consejos y trucos

Lidiar con la intolerancia a la histamina puede ser un desafío en la cocina. La histamina es un compuesto químico que se encuentra naturalmente en muchos alimentos y también es producido por nuestro cuerpo en respuesta a los alérgenos. Para aquellos con intolerancia a la histamina, evitar alimentos con alto contenido de histamina puede ser esencial para prevenir síntomas como dolores de cabeza, erupciones en la piel, picazón, problemas digestivos y más. Aquí tienes algunos consejos para cocinar y hornear fácilmente cuando se tiene intolerancia a la histamina:

1. Aprende qué alimentos tienen alto contenido de histamina

Entender qué alimentos tienen alto contenido de histamina es clave para cocinar con éxito con intolerancia a la histamina. Ejemplos de alimentos con alto contenido de histamina incluyen alimentos ahumados y conservados, quesos añejados, alimentos fermentados como el chucrut y la salsa de soja, y algunos vegetales y frutas como los tomates y los aguacates.

2. Elige ingredientes frescos

Los ingredientes frescos generalmente tienen niveles más bajos de histamina que los alimentos procesados o conservados. Por lo tanto, opta por verduras, frutas, carnes, pescados y productos lácteos frescos. Trata de evitar los alimentos que hayan estado en el refrigerador durante algún tiempo o que hayan sido expuestos a un almacenamiento prolongado.

3. Experimenta con hierbas y especias

Algunas hierbas y especias pueden actuar como bloqueadores naturales de histamina y, por lo tanto, pueden ser más seguros para las personas con intolerancia a la histamina. Prueba a añadir hierbas como cúrcuma, jengibre, cilantro y perejil a tus platos para darles sabor sin aumentar el riesgo de síntomas.

4. Ten cuidado con las sobras

Los alimentos que se han almacenado durante un período prolongado tienden a acumular más histamina. Ten cuidado al comer sobras, especialmente si han estado en el refrigerador durante unos días. Si planeas guardar sobras, congélalas tan pronto como se enfríen para retardar la formación de histamina.

5. Opta por comidas recién preparadas

Preparar comidas frescas es la mejor manera de mantener el control sobre los ingredientes y minimizar la ingesta de histamina. Trata de evitar comer fuera de casa o comprar comidas preparadas, ya que tienes menos visibilidad sobre los ingredientes y su preparación.

6. Sé cauteloso al hornear

Al hornear, es importante encontrar alternativas para ingredientes que puedan contener histamina. Por ejemplo, usa huevos frescos en lugar de viejos, evita el polvo de hornear y las mezclas de hornear que contienen aditivos, y prepara tus propias salsas y aliños con ingredientes frescos en lugar de variantes compradas en tienda.

7. Lleva un diario de alimentos

Llevar un diario de alimentos puede ayudar a identificar patrones entre lo que comes y cómo te sientes. Anota los alimentos que consumes y cualquier síntoma que experimentes. De esta manera, puedes identificar más fácilmente qué alimentos pueden ser problemáticos para tu intolerancia a la histamina.

8. Consulta a un dietista

Un dietista especializado en intolerancia a la histamina puede proporcionar consejos valiosos sobre cómo manejar esta condición. Pueden ayudarte a crear una dieta equilibrada que satisfaga tus necesidades nutricionales mientras se minimiza el riesgo de síntomas.

Lidiar con la intolerancia a la histamina puede parecer abrumador al principio, pero con el conocimiento y las estrategias adecuadas, aún puedes disfrutar de comida deliciosa sin comprometer tu salud. Al elegir ingredientes frescos, ser creativo en la cocina y tomar las precauciones necesarias, puedes preparar comidas deliciosas que se adapten a tus necesidades dietéticas.

El producto ha sido añadido a tu carrito Ver carrito →
Close