×

4 formas útiles de ayudar a controlar el SII

El SII o síndrome del intestino irritable es una afección común. Aunque la forma de diagnóstico puede variar, se cree que el 11% de la población mundial padece esta enfermedad.

A pesar de que muchas personas tienen SII, a menudo el problema no se aborda. En lugar de permitir que el SII tenga un impacto negativo significativo en tu vida, utiliza los siguientes consejos y sugerencias para controlar sus síntomas y mejorar tu calidad de vida en general en el proceso.

1. obtener un diagnóstico formal

En primer lugar, si crees que tienes SII pero no has consultado tu presentimiento con un profesional médico, hazlo. La gran mayoría de las personas que luchan contra los síntomas del SII nunca toman medidas para solucionarlos.

Si crees que tienes SII, es difícil (y poco aconsejable) hacer mucho sobre el tema hasta que hayas confirmado que, efectivamente, estás tratando con esa condición. Comienza tu viaje de manejo del SII obteniendo un diagnóstico adecuado que te sirva de estrella de norte para avanzar.

2. ajustar tu dieta

Por supuesto, un diagnóstico oficial no va a hacer que los síntomas desaparezcan por arte de magia. Una vez que hayas confirmado que tienes SII, el siguiente paso debe ser adaptar tu dieta en consecuencia.

Muchas fuentes recomiendan probar la dieta FODMAP como una forma efectiva para que muchas personas puedan controlar su dolor de SII. Evita los alimentos desencadenantes comunes que pueden provocar el dolor del SII.

Harvard Health señala que algunos profesionales de la salud critican los FODMAP por considerarlos demasiado restrictivos. Sin embargo, ten en cuenta que el objetivo es identificar los alimentos concretos de cada categoría que te causan más molestias. Tómate tu tiempo, registra tus descubrimientos e intenta crear una dieta que elimine el dolor digestivo quitando el menor número de alimentos de su dieta.

3. utilizar las enzimas Intoleran

Intoleran respalda plenamente la dieta FODMAP. De hecho, muchos de nuestros productos están certificados oficialmente por la Universidad de Monash.

Sin embargo, hay momentos en la vida en los que seguir una dieta estricta no es práctico. Los compromisos sociales suelen tener un menú limitado. Visitar a la familia en un día festivo también puede dejarte con opciones de comida únicas y poco amigables con el SII. A veces, incluso, es posible que se te antoje un batido o algún otro alimento problemático porque, bueno, está delicioso.

Cuando ese sea el caso, puedes utilizar nuestras enzimas para ayudarte. Nuestro catáogo de enzimas digestivas aborda diferentes intolerancias alimentarias.

Si te ves incapaz de seguir tus pautas dietéticas en un momento dado, puedes utilizar una dosis de enzimas Intoleran para mantener tu tracto digestivo feliz y prevenir los síntomas.

4. consejos adicionales sobre el SII

Por último, hay varias formas pequeñas, pero poderosas, de adaptar tus actividades para minimizar el impacto que el SII tiene en tu vida, como, por ejemplo

  • Evitar el uso de cinturones y pantalones ajustados cuando sea posible.
  • Sentarse recto y mantener una buena postura.
  • Elevar ligeramente la cabecera de la cama para dormir inclinado.
  • Encontrar formas de reducir el estrés.

Incluso cuando no tienen un impacto directo, cambios en el estilo de vida como estos pueden hacer maravillas en el apoyo a un sistema digestivo que lucha con el SII.

gestionar el SII y mejorar la calidad de vida

En Intoleran, nuestro objetivo es mejorar tu calidad de vida. Una condición como el SII tiene el potencial de crear dolor de forma consistente, generar estrés, y socavar tu disfrute sobre una base diaria.

Utiliza los consejos anteriores para recuperar cierto grado de control sobre el estado de tu tracto digestivo. Desde la dieta y las enzimas digestivas hasta la postura, la elección de la ropa, los arreglos para dormir y la reducción de los niveles de estrés, hay muchas maneras de manejar con éxito tu SII – y mejorar tu calidad de vida en el proceso.

El producto ha sido añadido a tu carrito Ver carrito →