×

pautas a establecer para la alimentación en verano (tu intestino te lo agradecerá)

El verano es una época de diversión. El tiempo es cálido. Los cielos son azules. Todo el mundo sale a pasear.

Cuando te vas de vacaciones, asistes a fiestas y celebraciones, o vas de una barbacoa a otra, es importante tener en cuenta cómo vas a comer.

La mejor manera de hacerlo es elaborar de forma proactiva una serie de pautas que te ayuden a guiar tus decisiones alimentarias de forma regular. Aquí tienes algunas ideas para empezar.

priorizar el agua

La hidratación es la preocupación digestiva número uno en todo momento y en todo lugar. Sin embargo, no hay momento como el caluroso verano para sentir la importancia del agua. Pasar un rato al sol o sudar mientras se juega al voleibol puede poner rápidamente de manifiesto lo mucho que hay que beber para mantenerse hidratado.

La dosis diaria sugerida de agua depende de algunos factores diferentes. Por ejemplo, por lo general se debe tomar:

  • 15,5 tazas de líquido si eres un hombre.
  • 11,5 tazas de líquido si eres mujer.

La regla de “8 vasos de agua al día” es una buena pauta general para seguir bebiendo a lo largo del día.

Sin embargo, cosas como el entorno pueden cambiar esa cifra. El tiempo caluroso o húmedo es específicamente un momento en el que puede ser necesario beber más para evitar la deshidratación. Mantén ese flujo de agua este verano.

utilizar el control de las porciones

El tamaño de tus comidas puede cambiar en verano. En invierno, pasas más tiempo en casa y tiendes a mantener ciertos ritmos y rutinas.

En comparación, el verano está lleno de viajes, eventos y otras circunstancias únicas. Estos son divertidos, pero también son interrupciones de tu flujo diario.

Esto puede reducir las inhibiciones y facilitar la acumulación de comida en el plato. Es posible que elijas opciones que normalmente evitarías, y que te resulte muy fácil repetir… e incluso volver a repetir.

Puedes evitar este problema estableciendo medidas de control de las porciones para ti, como, por ejemplo

  • Usar platos más pequeños a propósito.
  • Beber agua antes de comer.
  • Comer despacio y hacer descansos.
  • Empezando por la mitad de lo que quieres comer.

También hay formas de utilizar el tamaño de tu mano y tu plato como guías de porciones. Lo importante es tener algún tipo de filtro que te ayude a evitar comer en exceso.

lleva contigo suplementos enzimáticos

Por mucho cuidado que pongas, habrá momentos en los que no podrás controlar lo que comes.

Puede que te encuentres en la barbacoa de amigos o en una fiesta de algún tipo en la que tengas pocas opciones diferentes de comida. Y, por supuesto, no querrás ser la persona que pida al anfitrión que saque envases para poder leer una docena de etiquetas mientras te llenas el plato.

Cuando esto ocurre, es bueno tener a mano un suplemento digestivo de calidad.

Intoleran tiene una variedad de enzimas digestivas que ayudan con diferentes intolerancias alimentarias. Esto le da a tu cuerpo una ventaja a la hora de digerir diferentes alimentos que podría no consumir de forma regular.

comer sano este verano

Llevar una dieta saludable en cualquier época del año supone un reto. Sin embargo, es notoriamente difícil mantenerse en el camino durante los meses de clima cálido.

Tómate el tiempo de crear algunas pautas y equípate con las mejores herramientas para mantener tu tracto digestivo sano y fuerte mientras disfrutas de todos los momentos de diversión que te ofrece el verano.

El producto ha sido añadido a tu carrito Ver carrito →