×

Síndrome del intestino irritable e intolerancias: ¿cuál es la diferencia?

eten zonder klachten

Hay muchos problemas digestivos graves que deben recibir atención médica. Sin embargo, hay dos problemas comunes que son menos graves y, por tanto, a menudo se pasan por alto, e incluso se confunden entre sí.

Hablamos del síndrome del intestino irritable (SII) y de las intolerancias alimentarias. Ninguna de estas afecciones pone en peligro la vida, lo que explica en gran parte que no se les preste la debida atención y que, a menudo, no se las entienda.

Definamos el SII y las intolerancias alimentarias y veamos en qué se diferencian ambos problemas digestivos.

¿qué es una intolerancia alimentaria?

Según la Clínica Cleveland, una intolerancia alimentaria afecta al sistema digestivo. Define la condición diciendo simplemente: “Las personas que sufren una intolerancia, o sensibilidad, no pueden descomponer ciertos alimentos”.

Esto se debe a la falta o ausencia de enzimas digestivas. El cuerpo crea naturalmente una variedad de estas enzimas para descomponer los alimentos que se ingieren. La falta de ciertas enzimas puede dar lugar a una intolerancia. Esto, a su vez, provoca síntomas debido a la fermentación de los alimentos mientras se digieren lentamente en los intestinos.

Esta cuestión, aparentemente inocua, puede provocar múltiples y molestos efectos secundarios, como ardor de estómago, náuseas, gases, diarrea, dolor abdominal e incluso dolores de cabeza.

¿qué es el SII?

El síndrome del intestino irritable (SII) es notoriamente difícil de diagnosticar. Sin embargo, eso no lo convierte en un diagnóstico “comodín” reservado para aquellos que no pueden averiguar con qué problema digestivo están lidiando. El SII consta de síntomas claramente definidos y denominados criterios de Roma.

El síndrome del intestino irritable puede estar causado por una serie de problemas. Por lo general, se trata de una alteración de la función del tracto gastrointestinal. Esto incluye el movimiento intestinal, que puede perturbar la digestión y hacer que los intestinos reaccionen de forma más sensible a los alimentos. El resultado puede incluir varios síntomas, como dolor abdominal, hinchazón, diarrea y gases, la mayoría de los cuales son similares a una intolerancia alimentaria.

Aunque es difícil de entender, el SII no es un problema de salud grave. Muchos profesionales se esfuerzan por asegurar a los que padecen el SII que éste no crea cambios en el tejido intestinal. Tampoco aumenta el riesgo de cáncer.

No obstante, el síndrome del intestino irritable es una afección dietética muy incómoda que puede afectar significativamente a la vida cotidiana.

dónde se solapan las intolerancias alimentarias y el SII

Aunque no son sinónimos, el SII y las intolerancias alimentarias son muy similares. A menudo el SII implica la presencia de una o incluso varias intolerancias alimentarias. Los FODMAP -es decir, carbohidratos de los alimentos propensos a la fermentación- son una causa común de muchos síntomas del SII. También pueden dar lugar a sensibilidades alimentarias.

¿Tienes alguna pregunta sobre cómo afrontar una intolerancia alimentaria o un SII?  No dudes en ponerte en contacto con uno de nuestros dietistas de Intoleran, estarán encantados de ayudarte.

El producto ha sido añadido a tu carrito Ver carrito →